domingo, 22 de noviembre de 2009

Alpargatas y Libros II


Hace 60 años Juan Domingo Perón sancionó el Decreto Nº 29.337 que estableció la gratuidad de la universidad. El hecho no es menor, y si hacemos un breve recorrido por el actual mapa universitario de la región, donde las universidades están todas aranceladas, la decisión de 1949 toma una mayor relevancia.

Sólo como ejemplo:
En Río de Janeiro está en discusión la legalidad del sistema de cuotas. La semana pasada un tribunal de justicia de ese distrito falló a favor de ese sistema, que permite un cupo del 30 por ciento “para negros y personas de bajos recursos”. Una de las críticas es que no es buena la distinción entre negros y blancos hacia dentro del “propio” país. Con todo, el sistema de cuotas permitiría el acceso a la universidad a personas que de otra forma se deberían conformar con educación media.

En argentina, el ingreso es libre y gratuito desde hace sesenta años.

De cualquier modo, tampoco hay que desconocer que la realidad dista en mucho de la voluntad que la legislación sugiere. Sólo el 3 por ciento de la población argentina pasa por la universidad, y son pocos los hijos de trabajadores que caminan por los pasillos de nuestras universidades.

“El 17 de Octubre de 1954, los estudiantes de la Universidad de La Plata borraban las pintadas que iban dejando los trabajadores que se dirigían a la Plaza de Mayo desde Berisso y Ensenada. Ahí nación el grito de guerra contra esos estudiantes: Alpargatas sí, libros no. Como tantas frases, fu aprovechada por el antiperonismo para denunciar la barbarie del populacho y de su gobierno que fue el que más hizo por la educación en la historia argentina.” Enrique Manson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada