martes, 24 de noviembre de 2009

La gratuidad universitaria


Como ya lo dijimos en otros post, el 22 de noviembre se cumplieron sesenta años de la sanción del decreto que estableció la gratuidad de la universidad en Argentina.

Si bien la fecha no está en rojo en las efemérides Nac&Pop, es un hecho para subrayar. Porque esa decisión revela el proyecto nacional que supo tener el peronismo, pero también la desconexión de buena parte de la militancia universitaria, que toma la gratuidad como un simple derecho vinculado al acceso a los altos estudios, y no en el marco de un proyecto nacional y popular, en su momento expresado en el plan quinquenal.

El sociólogo Aritz Recalde, señala en el audio (que pueden escuchar mas abajo), el rol de la universidad gratuita en el marco de un proyecto que comprendía la necesidad de formar profesionales en áreas vinculadas al desarrollo industrial. El Estado puso la universidad al servicio del proyecto nacional, que incluía ascenso social y nuevos profesionales en actividades terciarias.
“la gratuidad universitaria era un instrumento para acompañar un proceso de desarrollo industrial y pleno empleo, que permitiera masificar la formación de cuadros técnicos en argentina”, dice Recalde, y agrega que “la educación superior era parte de la Justicia Social”.

Además se abrió la Universidad Tecnológica Nacional, que exigía tener un certificado de trabajo para incorporarse a esa casa de estudios.

Lo que en su momento permitió el ascenso social de muchos trabajadores y la formación de una enorme cantidad de cuadros técnicos que en el marco del proyecto nacional supieron aportar al desarrollo, hoy la universidad es una institución (aunque gratuita) restringida a un sector privilegiado, que a pesar de contar con un presupuesto que supera los 10 mil millones de pesos anuales no está comprometida con un proyecto de desarrollo nacional y popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada