martes, 15 de junio de 2010

El pueblo, vencido jamás estuvo unido!


Hoy leemos en página 12 una nota sobre la unidad que inauguró ayer una fracción de la “centro-izquierda”. Se trata de un acuerdo entre el Instrumento Electoral por la Unidad Popular que comanda el secretario de relaciones institucionales de la CTA, Víctor De Gennaro; Marta Maffei (que hace tiempo no se conocía su paradero); y Eduardo Macaluse, que actualmente ejerce como diputado nacional por elll….. Entró al Congreso años atrás en una boleta del ARI pero después se pelearon y rompieron el bloque ARI para armar el SI, bloque que por el recambio legislativo y el fracaso electoral quedó algo diezmado después del 28 de junio. Y que después se fraccionó en al menos dos partes.

El SI formó parte de lo que en las elecciones del 28 se hizo llamar Nuevo Encuentro. NE reunió al Instrumento Electoral, el EDE (que conduce Sabattella), Libres del Sur, el PC de la provincia de Buenos Aires y el propio SI (Solidaridad e Igualdad).

NE logró colar dos diputaciones nacionales: Martín Sabbatella (EDE) y Graciela Iturraspe (Instrumento Electoral). Pero antes de asumir Víctor De Gennaro mandó a romper el acuerdo y previo a la sesión preparatoria la diputada electa por Nuevo Encuentro dejó el bloque. En ese sentido es importante destacar que hasta ese momento “el instrumento” estaba flojo de papeles y pudo presentarse gracias al paraguas legal del Nuevo Encuentro que impulsó Sabbatella.

En su breve ejercicio como diputada, Iturraspe votó primero en sintonía con el “grupo A”, más tarde respondió a los curiosos espasmos legislativos de Pino Solanas y se exhibió junto a los ex-kirchneristas de Libres del Sur.

Eduardo Macaluse hizo lo mismo, aunque en este caso sí se escucharon las quejas de sus compacorreliradas (mezcla de compañeros camaradas y correligionarios) del SI. Carlos Raimundi, a cargo del SI, dijo que Macaluse se integró a esta nueva coalición de centro izquierda por sí mismo, porque no expresa la opinión del conjunto de ese partido.

En la foto del lanzamiento de ayer, no estaba Claudio Lozano, de Proyecto Sur y también de la CTA. Y tampoco Hugo Yaski, actualmente Secretario General de esa central, pero integrante de la mesa de conducción de Nuevo Encuentro, junto a Sabbatella y Heller entre otros.

Por mucho que esta expresión de la progresía argentina quiera transmitir un espíritu de unidad y pureza, un breve repaso por el devenir de estos partidos en el último año demuestra la irresponsabilidad con la que hacen y destruyen acuerdos, su ineptitud para desarrollar una fuerza política progresista y democrática (cuya condición necesaria es ofrecer una propuesta seria y relativamente exitosa en las elecciones) por fuera del peronismo, y en definitiva, la falta de organicidad y disciplina partidaria. Dos elementos necesarios para profundizar la democracia que tanto proclaman. Porque la vida democrática resulta infructuosa si a cada derrota en la discusión política se patea el tablero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada