viernes, 6 de agosto de 2010

Isidro y Burlando en la pantalla caliente


"Pero algo en el guión está fallando
entonces llega el abogado Burlando
que haciéndole honor a su apellido
nos hace creer de que está arrepentido

y entonces otros abogados
tratan de imponer los derechos humanos
pero entonces llega el forense
diciendo "Suar me debe, de canal 13"

Protagonistas - Las Plantas de Shiva.

El pelotudo este que trata las noticias desde la óptica de un supuesto internauta aseguró que los argentinos se quedaron “mudos”, ante la muerte de Isidro ¿Será consecuencia de esta discapacidad que se hizo endémica en toda la Nación, que los argentinos se vuelcan al lenguaje escrito en las redes sociales?

La cobertura mediática del acontecimiento policial es patética y asqueante. No porque uno no comulgue ideológicamente con la mano dura y descrea que el problema se pueda resolver con mas policías en las calles y leyes más restrictivas, sino por la bestialidad con la que algunos periodistas abordan el tema. La cantidad de imprecisiones es innumerable.

Un periodista de canal 13 habla de “la defensa de las víctimas”, en referencia al abogado Burlando (capítulo aparte), como si las víctimas precisaran de un defensor en la justicia… No debería ser necesario aclarar que en todo caso, la familia se presentará en carácter de querellante, “la defensa”, es un derecho que le cabe a los acusados.

Otra movilera de telenoche asegura, cual relator omnisciente, que “está comprobado” que el homicida “quiso” matar a Carolina. Todo mientras gesticula un disparo con su mano izquierda.

Movilera: “Carolina está en una meseta, esto es preocupante, claro que es mejor que una involución, pero lo que los médicos esperan es una evolución”. ¿Y?

María Laura Santillán consulta al abogado Burlando y cita a Canaletti, ese viejo ojeroso que luego de enfrentarse a golpes de puño con la cohesión, la sintaxis y la lengua española en general, se dedicó a hacer policiales para el grupo Clarín. En su cita, Santillán dice que Canaletti cuenta con “una fuente confiable” que vincula a un policía bonaerense con uno de los imputados.

En Abril de 1997 se terminó de imprimir la segunda edición del Manual de estilo de Clarín, “el primer manual de estilo argentino”:

“…dado que mucha información vital sólo puede obtenerse sin citar directamente las fuentes, es necesario establecer algunos criterios:
a) no calificar a las fuentes con adjetivos del estilo “fidedignas, “confiables”, etc.; puesto que si no tuvieran esas condiciones no serían fuentes”.

Burlando se desentendió de la versión de Canaletti y aseguró que esa versión no le consta.

En C5N Feiman apela al “sentido común” de los jueces y pide terminar con “este supuesto garantismo”, que “sólo da garantías para los delincuentes”. Hablan de un juicio o castigo “EJEMPLAR”.

Este servidor no es ducho en asuntos leguleyos, pero los sistemas penales de occidente no están pensados para dar ejemplos ni humillar a los reos por medio de su exposición. Esas son etapas del sistema penal que ya fueron desechadas por su ineficacia. Vale decir que el sistema carcelario también carece de racionalidad y la reincidencia demuestra la ineficacia del sistema, y no es una característica singular de estos pagos.

Con todo, el sistema carcelario es la herramienta que hay a mano, pero querer resolver el problema con “castigo ejemplar”, “escarnio público”, etc., es como si en cien años el gobierno municipal instalara incineradores en los edificios para resolver el problema de la basura.

En cuanto a la cobertura mediática, sí debería ser algo a resolver, un periodismo amarillo pero bien hecho es mucho más sencillo que bajar los índices de criminalidad ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada