jueves, 27 de enero de 2011

27

Anoche un amigo me preguntó por esas impresiones que me quedaron del 27 y el 28 de octubre. Hay situaciones de nuestras vidas que al recordarlas, no solo podemos darnos una idea de aquello que vivimos, sino que podemos revivir algunas sensaciones tal y como recordamos haberlas sentido en aquel entonces. Ocurre ante situaciones traumáticas. Lo sufren los ex combatientes. Pero algunas veces no es necesario el horror para vivir esta posibilidad enorme de la mente humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada