martes, 10 de abril de 2012

Kirchner a la facultad


El Gabinete Nacional se trasladó ayer a la ciudad de La Plata, donde inauguraron el edificio de la Facultad de Periodismo que lleva el nombre del “Presidente Néstor Carlos Kirchner”.

Con la finalización del edificio de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata el kirchnerismo dejó su huella allí donde al peronismo más le cuesta: en la universidad. “Presidente Néstor Carlos Kirchner” dice la enorme marquesina que da nombre a la flamante sede de esa casa de estudios.

Si bien la Facultad de Periodismo es una de las pocas unidades académicas que desde los años ochenta es conducida por distintas expresiones peronistas, la “imposición” del nombre Néstor Kirchner a su nueva sede es un signo de la época. En primer lugar porque por primera vez esa Facultad tiene un edificio propio, construido ad hoc, y que puede reunir todas sus funciones en un mismo predio. Hasta ayer, la Facultad deambuló por no menos de cuatro edificios, casi siempre arrumbados, oscuros y hedientos de olor a cigarrillo. Y en segundo lugar porque la decisión de poner el nombre de Néstor Kirchner a su nuevo edificio no da cuenta solo de un homenaje, sino también de una manera de hacer e interpretar a la política infrecuente en el ámbito académico.

Tomar riesgos, incorporar a nuevos actores, renovar la iconografía, desprenderse de los malos ejemplos, son prácticas necesarias, pero que por lo general, a la hora de llevarlas adelante encuentran a decanos y rectores que se hacen los sonsos, o lisa llanamente aborrecen.
Sin embargo, desde que Florencia Saintout está al frente de la Facultad de Periodismo de La Plata, esa institución otorgó el premio Rodolfo Walsh a Hebe de Bonafini (cuando era el blanco de todos los ataques), al presidente venezolano Hugo Chávez (a quien siempre resulta oportuno atacar si se tienen unos cuantos canales de televisión, otros tantos diarios y algunas radios), y al periodista Víctor Hugo Morales (a quien también es rentable hostigar si se escribió un libro que va inexorablemente a una mesa de saldos, o si te llamás Luis Majul).

En esta oportunidad, la decana no abandonó su libreto, y alentó la iniciativa del centro de estudiantes, que propuso en el Consejo Académico la imposición del nombre de Néstor Kirchner al nuevo edificio.
Entre las consideraciones que respaldaron la iniciativa, y que ayer fueron subrayadas por los funcionarios del Gobierno Nacional, destacaron el aumento sostenido del presupuesto educativo hasta alcanzar un 6.4 por ciento del Producto Bruto Interno, el aumento del 550 por ciento del presupuesto universitario, la enorme inversión en infraestructura educativa y la apertura de nuevas universidades nacionales en el conurbano bonaerense.

En el acto, el ministro de Educación Alberto Sileoni sostuvo que “Néstor enlaza las ideas y la militancia. No nos da vergüenza hablar de pasión en una universidad o del amor como hablaba él, de la solidaridad y la entrega a los demás”. “El amor alarga la mirada de la inteligencia”, sostuvo citando a Eva Perón.
Por su parte la decana Florencia Saintout dijo que “esta pelea la dimos todos juntos y por eso todos tenemos que celebrar este triunfo de la universidad popular que transforma a diario la realidad del país y cumple un rol social clave”.

Más temprano las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Rosa Bru y las autoridades de la Facultad inauguraron un monumento a los desaparecidos de que tiene esa casa de estudios, que incluyó al joven estudiante Miguel Bru, desaparecido en manos de la Policía Bonaerense el 17 de agosto de 1993.


La Foto es gentileza de AG La Plata.
Publicado Prensa3m

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada