miércoles, 27 de abril de 2011

Todos con todos


Francisco de Narváez compartió un panel con el Vicepresidente del Banco Provincia (de Buenos Aires) Gustavo Marangoni, Osvaldo Bayer y Raúl Zaffaroni. Fue en el marco de la presentación del libro “Historia de la impunidad”, en un singular acto realizado en el Teatro Argentino de La Plata.

Frente a solo 35 personas la investigadora Stella Maris Ageitos logró reunir en un mismo panel al supremo Raúl Zaffaroni, al vicepresidente del Banco Provincia y Portavoz Oficial de la Gobernación bonaerense Gustavo Marangoni, el historiador Osvaldo Bayer y el diputado Francisco de Narváez, en la presentación de la reedición de su libro Historia de la Impunidad. La autora moderó el variopinto panel, ante la mirada atónita de los invitados.

Por si fuera poca la sorpresa, aún más se abrieron los ojos de la concurrencia cuando le tocó intervenir al empresario colombiano. Allí, De Narváez reivindicó la figura de Néstor Kirchner, “a pesar de las diferencias”, y destacó la política de Derechos Humanos que llevó adelante, a la que no sólo dijo adherir, sino que además aseguró que debe ser una política de Estado, que debe retomar cualquier fuerza política que asuma el Gobierno.

Las palabras del diputado De Narváez deben inscribirse en la volatilidad que alcanzaron las ideas de la oposición en las últimas semanas, en donde pareciera que todos están dispuestos a establecer acuerdos electorales con casi todos; pero también resulta pertinente considerar que los personajes como De Narváez, surfean en todas las mareas, y si su auditorio se compone de gente vinculada a la lucha por los derechos humanos, dirá lo que a ellos les gusta oír, tal y como lo haría con un auditorio repleto de represores.

Con todo, el modestísimo Diputado aprovechó para obtener una foto que de otro modo le sería imposible, rodearse de Osvaldo Bayer y Raúl Zaffaroni.


Para Prensa3m

sábado, 16 de abril de 2011

"El sindicalismo en cuestión"

El gremialismo tradicional, al que muchos daban por muerto, resurgió al calor de la recuperación económica. Como principal aliado del gobierno kirchnerista, desempeña un rol político y económico fundamental. Y aunque suele ser caracterizado como homogéneamente autoritario y poco representativo, es un actor complejo en el que conviven sindicatos transparentes y militantes con otros escasamente democráticos y siempre atentos a los negocios oscuros. Esto se puede leer en el último número de Le Monde diplomatique, ahora bajo la dirección de José Natanson. A comprarlo compañeros y compañeras.

viernes, 15 de abril de 2011

Fuego Amigo II


El sector que lidera(ba) Víctor De Gennaro en ATE y CTA se deshidrata en el propio desierto conceptual que construyeron como ámbito para dar sus luchas políticas, sólo que el enemigo, ahora está entre sus filas.


¿Qué resultará del agrupamiento que supo ser un ejemplo de lucha contra el neoliberalismo de Menem y De La Rúa , y ahora se arrima al radicalismo, las corporaciones agrarias y la iglesia católica? En medio de acusaciones por malversación de los fondos de ATE, pases de factura por la derrota en la CTA y luchas intestinas por la chequera del sindicato, la agrupación que ganó el sindicato al calor de la primavera democrática camina hacia la ruptura.


Durante el transcurso del año, la Asociación de Trabajadores del Estado deberá someter su conducción al voto de los afiliados del gremio, pero la agrupación que hegemoniza el sindicato desde 1984 transita el camino de la ruptura. Desde hace semanas atrás, la mitad de los Secretarios Generales provinciales se reúnen en distintos puntos del país para verbalizar sus diferencias ideológicas y políticas con la conducción nacional, pero también existen muchos cuestionamientos al manejo de los fondos del gremio.


Uno de los cuestionamientos más fuertes es por el uso de más de tres millones de pesos que destinó el Consejo Directivo Nacional (CDN) a la conducción de ATE-Neuquén, de donde es oriundo el Secretario Adjunto Julio Fuentes. El CDN, destinó esos millones para la construcción de un canal de televisión, pero los Secretarios Generales de las distintas seccionales se anoticiaron de que el canal había sido construido con sus propios aportes durante el acto de lanzamiento del canal. En ese acto, al que fueron invitados la inmensa mayoría de los Secretarios Generales de todo el país, las autoridades neuquinas agradecieron al Consejo Directivo Nacional por haber hecho los aportes financieros, ante la mirada atónita del pleno de las demás autoridades provinciales. Por si fuera poco, el Canal ya atraviesa su primera crisis, con 30 trabajadores despedidos.


Por la chequera

Pero la pelea no es sólo entre los consejos directivos disconformes con la conducción de Micheli. También dentro del propio Consejo Directivo Nacional hay severos conflictos. Durante la grave enfermedad que atravesó Pablo Micheli, que lo tuvo durante varios meses fuera de la actividad política, el Secretario Adjunto Julio Fuentes se hizo cargo de la chequera del sindicato, lo curioso, es que una vez que Micheli regresó a sus funciones, Fuentes continuó siendo el que firma los cheques del sindicato. Desde luego, que ese procedimiento no es visto con buenos ojos por Pablo Micheli, que ante esta situación tan enojosa, decidió viajar a Atenas.


Alejados

El alejamiento entre los pensamientos de Victor De Gennaro y su gente, y el resto de la conducción se visibilizó con nitidez en el último congreso de la CTA en Mar del Plata.

A instancias del cierre del congreso, sobre un escenario custodiado por una empresa de seguridad privada el locutor anunció la presencia de Ricardo Alfonsín, que subió al escenario dando abrazos y besos. Pero el enojo de los afiliados se hizo notar, y los abucheos eran escuchados, incluso, por los que no querían oírlos. Entre los reproches de Alfonsín y las disculpas del tano De Gennaro, Pablo Micheli tomó el micrófono e intentó disciplinar a la tropa, que no paró de abuchear a Alfonsín y señalarle a Micheli que no, que no y que no… Margarita Stolbizer, miró desde el costado del escenario la bienvenida que le dieron a Ricardito, y ante semejante agasajo prefirió dar media vuelta y salir a comer unos churros a lo de Manolo.


Los afiliados y buena parte de la conducción, ya ven que la estrategia de alianzas y la oposición cerrada al Gobierno Nacional que Carlos Custer y el Cardenal Bergoglio dictan al oído de Víctor De Gennaro, los está dejando sin el trozo de realidad necesario para proyectar su futuro político, y sin quererlo, o queriendo, están suscribiendo al proyecto político que antes criticaban.


Il Postino

Para Prensa3m

miércoles, 13 de abril de 2011

Fuego amigo


Las ansias de protagonizar emprendimientos opositores desbaratan el armado progresista. A los conocidos enfrentamientos entre Claudio Lozano y Pino Solanas se suma una feroz interna en el sector de Víctor De Gennaro en ATE y la CTA.

El sector conocido como La Verde de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) pasa por un complejo proceso de disputa interna. Luego de la reñida (fraudulenta) elección en la CTA y la polarización política que se acentuó con la muerte de Néstor Kirchner, el liderazgo de Víctor De Gennaro y Pablo Micheli comenzó a ser puesto en cuestión por numerosos Secretarios Generales provinciales. Por otra parte, entre la propia tropa degennarista crecen cada vez más las disputas por la sucesión de Pablo Micheli al frente de ATE nación. Como están dadas las cosas, la ruptura del agrupamiento que conduce ATE desde su recuperación democrática es inevitable, y por primera vez desde entonces, habrá dos listas con chances ciertas de ganar: una funcional al proyecto de Pino Solanas y Víctor De Gennaro, y la otra más afín al kirchnerismo.

Desde que comenzó su proceso de recuperación democrática la Asociación de Trabajadores del Estado está conducida por ANUSATE, La Verde. Desde entonces, y con la muerte de Germán Abdala después, Víctor De Gennaro construyó un liderazgo inapelable, que luego trasladó a la CTA , institucionalizó a través de gente de su confianza, y ahora trata de traducir a la acción política partidaria. Pero ese emprendimiento quedó rengo en su pata sindical desde la ruptura de la CTA , a partir de las mutuas acusaciones de fraude entre su sector, representado por Pablo Micheli y el de Hugo Yaski.

Ese escollo que se presentó en 2010 fue el primer síntoma cierto de cuestionamiento al liderazgo de Víctor De Gennaro. Luego de la derrota política que resultó de las elecciones de la CTA , los Secretarios Generales de ATE comenzaron un proceso de discusión interno y de cuestionamiento a la conducción nacional, tanto por las posturas políticas que tomaban respecto del kirchnerismo, como del manejo de los fondos y los compromisos que fue asumiendo el gremio con los distintos emprendimientos electorales que afloran desde el riñón de Víctor De Gennaro.

Pero los enfrentamientos dentro de ese sindicato no se limitan a la discusión entre dos sectores con claras diferencias ideológicas. También dentro del propio riñón del Tano De Gennaro comenzaron a darse codazos para suceder al actual secretario General Pablo Micheli.

Tal es el nivel de enfrentamiento entre Pablo Micheli, Julio Fuentes, Víctor De Gennaro y Hugo Cachorro Godoy, que hace unas semanas atrás el secretario general Pablo Micheli envió una nota al Ministerio de Trabajo de la Nación , en la que certifica que el histórico dirigente de la CTA dejó de ser “delegado paritario nacional”, y de esa manera, ya no cumple ninguna función formal dentro del gremio. Bajo esa circunstancia De Gennaro perdería su licencia gremial y debería volver a trabajar.

Como contrapartida, el Secretario General Adjunto Julio Fuentes, envió otra nota al Ministerio, en la que desmentía la misiva de Pablo Micheli y ratificaba el carácter de paritario nacional de su jefe político.

A finales de esta semana, los Secretarios Generales encuadrados en La Verde se reunirán en Capital Federal para empezar a poner en palabras las diferencias que los separan, pero la ruptura sería inevitable.

lunes, 11 de abril de 2011

Oposición indefinida


Mientras el circo del “Peronismo” “Federal” inicia su gira por el interior del país, los procesos electorales se desarrollan todos a favor del kirchnerismo, incluso en Chubut, donde los últimos descubrimientos forenses inclinan la balanza a favor del FPV y el Modelo Chubut busca amigos en la Casa Rosada. El radicalismo arrima bochines con la progresía, la CTA que soñó Víctor de Gennaro se disuelve en internas y ajustes por cuentas que no cierran.

En Salta Juan Manuel Urtubey se impuso ayer en las elecciones a la gobernación con cerca del 55 por ciento de los votos, contra el candidato del PRO Alfredo Olmedo, más conocido por sus chaquetas amarillas y su prédica premoderna. En el mismo momento, Adolfo Rodríguez Saa leía ante la prensa los resultados de la interna que el “Peronismo” “Federal” inició en el noreste argentino.


En las internas que se desarrollaron en Chaco, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, Eduardo Duhalde venció a Alberto Rodríguez Saa, pero los resultados cautivaron menos atención que el empate 1 a 1 entre Gimnasia y Argentinos Juniors en La Paternal.


Algo similar se puede decir de las internas del radicalismo cordobés, sólo que allí se realizaron para definir una candidatura a Gobernador. Oscar Aguad será el candidato a la gobernación cordobesa por la Unión Cívica Radical.

Con el triunfo de Urtubey, queda desmentida (vaya novedad) la intrincada interpretación que hizo Elisa Carrió, entre otros dirigentes opositores. Desde las tribunas mediáticas sostuvieron que las elecciones en Catamarca y en Chubut expresaban el descontento de “la gente” con todos los oficialismos, del signo partidario que fueran, y que ese mismo descontento se visibilizaría en las presidenciales de octubre. Pero, en Catamarca ganó el oficialismo provincial, que es el mismo oficialismo que el nacional.


Por el Capital porteño

La sucesión de triunfos electorales del kirchnerismo plantea dilemas de difícil resolución para las dirigencias opositoras. En la ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri es el que más se aproxima a garantizar el triunfo del PRO, mientras que Larreta cuenta con una imagen muy deteriorada y Michetti está debilitada por su enfrentamiento con el Jefe de Gabinete porteño y sus incontables desatinos.


En el radicalismo tampoco encuentran candidatos firmes para la Capital ni para la provincia de Buenos Aires, pero especulan en que de lograr un acuerdo con Pino Solanas y Binner, tendrían fórmula presidencial, y el cineasta ya es un candidato instalado para disimular cierta forma de dignidad en los comicios porteños.


El alineamiento de Pino Solanas (Proyecto Sur) con el radicalismo es complejo: Alfonsín se esfuerza por tenerlo en sus filas, pero el cineasta sabe que ese acuerdo es difícil de explicar a sus militantes. El Partido Socialista del gobernador Santafesino Hermes Binner, pivotea entre un acuerdo con Proyecto Sur, con el radicalismo, o apostar a la unidad de todos. En esa misma frecuencia modula el partido de Víctor De Gennaro. Pero desde allí, Claudio Lozano rezonga ante la posible candidatura de Pino por la Ciudad. Por si fuera poco, tanto el Partido Socialista como el agrupamiento de De Gennaro afrontan conflictos internos feroces, que describiremos en otra entrega.


El economista de la CTA siente que Pino invade su propio territorio, y por eso aseguró que “si en el contexto actual Pino resigna su candidatura presidencial sería la mejor contribución a consolidar el bipartidismo en Argentina . El kirchnerismo y el alfonsinismo aplaudirían”. Pino sabe que de confluir con Binner debe postergar su candidatura presidencial para hacerle lugar al socialista, mientras que una candidatura testimonial a vicepresidente, es más opaca que una buena elección a jefe de Gobierno porteño.


En medio de todo, el comediante Cleto Cobos se bajó de su candidatura presidencial, pero el salto a la llanura fue todavía menos estruendoso que el que dio Mario Das Neves semanas atrás. Éste último al menos montó un bonito escándalo nacional, que por una buena vez lo catapultó a la fama.


En la medida que la progresía y el radicalismo sigan elaborando su discurso basándose en los conceptos que les transmite el cardenal Bergoglio y los empujones del grupo Clarín; y la derecha agrupada en el “peronismo” “federal” no constituya de una vez el acuerdo con el PRO y pueda verbalizar sus ideas, la oposición no será mas de lo que ya es: una imagen borrosa proyectada desde el pasado, por un puñado de nostálgicos de los noventa. Unos extrañan el protagonismo que se les dispensaba por oponerse, y otros los privilegios de un modelo que los tenía como principales beneficiarios. El kirchnerismo dejó a los primeros sin discurso, y a los otros les arranca sus inconfesables privilegios, que son sus objetos de deseo, pero también pan de los que trabajan.


Por Il Postino. Para Prensa3m