lunes, 10 de junio de 2013

"Con estos versos no harás la revolución"


Desmentir a Lanata, es ya uno de esos trámites aburridos, que no sirve para nada. Como pagar el ABL, pero más barato. Igual igual a los comunicados de repudio, porque toda desmentida trae consigo su gesto repudicrático. Un yeite que saca de apuros a Legisladores dormilones y funcionarios de baja estofa, que un día se sienten obligados a pronunciarse sobre el crimen "horrendo" de un africanito que, justo!, era su deber proteger.

Algunas veces me gané el pan haciendo prensa para políticos. Lo que más odiaba era escribir comunicados de repudio. Jamás los propuse. Pero peor que los comunicados de repudio, eran las "participaciones", la "solidaridad", con otro africanito, pero más cercano, al que debemos darle una palmadita en el hombro, pero como vive lejos mandamos una gacetilla; o, alguien más poderoso, que como ni sabe del tipo para el que trabajamos, debemos saludarlo por intermedio de gacetillas. Los colegas suelen pagar por esas publicaciones. Al otro lado del mostrador, otro colega cobra.

Pero, la política, como contienda, como construcción de poder, no tiene nada que ver con esto. La militancia no tiene nada que ver con esto.

Cuando la militancia, busca dramáticamente argumentos para desmentir declaraciones periodísticas, y poner en evidencia lo que la mierda es, no otra cosa que eso, que está ahí: mierda, pierde su tiempo.

Enviar salutaciones por intermedio de gacetillas de prensa; los comunicados de repudio, y las desmentidas; son distintos medios de vida, son herramientas de trabajo, recursos, pobres, pero recursos, para la politiquería barata y para casi toda clase de periodismo: pero sólo es eso. Eso y un sistema de mensajería interna.

Si sos militante, no te calentés, estas cosas pasan, lo importante está allá afuera. Para saber si hay choreo en Argentina date una vuelta por Puerto Madero. Los ladrones no son kirchneristas ni radicales: son millonarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada