sábado, 27 de noviembre de 2010

Todas las juventudes en el Colegio Nacional


De la experiencia política que fue la izquierda peronista de los años setenta, tenemos el deber de emprender el desafío, muy complejo, de separar lo ejemplar de lo despreciable, y dentro de lo ejemplar, cuáles son aquellas prácticas viables en este escenario, y cuáles sólo fueron adecuadas en su momento.

Es complejo porque sin dudas aquella experiencia política tomó un volumen que ensordece, y porque la crueldad con la que fueron derrotados es tal, que es muy difícil enunciar algún tipo de crítica.

El contraste entre la gran luminosidad que emana ese puñado de amantes que militó los setenta; y la oscuridad casi infinita de los genocidas, nos obliga a construir lentes más complejos para hacer una evaluación política equilibrada que se aproxime a la realidad.

El desafío se vuelve relevante porque desde el regreso de la democracia fueron las generaciones recién incorporadas a la política las que reivindicaron la militancia setentera. Y como vivimos un tiempo con pocos antecedentes, en el que una vasta cantidad de jóvenes se incorpora a la política a través del kirchnerismo, es obligatorio revisar ese pasado: porque esta nueva juventud, al igual que las anteriores, también reivindica los setenta, y de la evaluación que haga de aquella experiencia se construirá el espejo donde reflejará su propia dimensión.

Hoy se reunió nuevamente la JUP 73 de La Plata, ahí en Colegio Nacional. El encuentro estuvo empapado de referencias a Néstor Kirchner, pero también de jóvenes. Fue un encuentro entre la generación de los setenta, la de los ochenta, la de los noventa, y esta juventud kirchnerista, que reúne a pibes de 17 años con locos de 30 que por primera vez se meten en política.

Del diálogo y la discusión intergeneracional deberán surgir nuevas fotos, nuevos relatos del pasado y del presente. Hoy algunos pibes hablaron del “heroísmo” setentero. Pero la mirada de los protagonistas devuelve una imagen distinta: no se trata de heroísmo, se trata de un tiempo distinto. Esas diferencias deberán ser más y mejor desarrolladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada